Escuche aquí el sermón

del 1-Feb-2014

 

La Biblia es el criterio supremo.

 

La Iglesia Adventista del Séptimo Día apoya plenamente el principio de la reforma de la "Sola Scriptura".

La Biblia es su propio intérprete, y sólo la Biblia es el fundamento de todo aprendizaje.

La Iglesia formuló desde sus inicios los principios doctrinales a través de estudio de la Biblia.

Te recomiendo, querido lector, la Palabra de Dios como la regla de la fe y la vida.

EGW año 1851

Radio NT Internacional
Radio NT Internacional
Revista Adventista
Revista Adventista

 

 

CONQUISTADORES

 

  

http://www.pathfindersonline.org/

 

El Club de Conquistadores es una organización mundial, patrocinada y dirigida por la Iglesia Adventista del Séptimo Día, con ideales bien definidos que contribuyen a desarrollar en sus miembros un carácter noble y una buena ciudadanía; sustentando sus principios en el amor a Dios sobre todas las cosas y en el amor a su prójimo.

 

Los Conquistadores son niños y jóvenes entre los 10 y 15 años de edad. Desarrollan en forma armoniosa las facultades físicas, mentales, espirituales y sociales, dentro de un programa integral adaptado a sus respectivas edades.

 

Estas áreas son desarrolladas en las reuniones semanales que cumplen los Conquistadores. Entre otras actividades que realizan se destacan: campamentos, desfiles públicos, ferias, fogatas, exposiciones, camporís, primeros auxilios, nudos, devocionales, investiduras, asistencia social, etc.

 

El respeto, la lealtad, la cortesía, la obediencia y el patriotismo, llegan a ser parte de su personalidad.

 

Su origen se remonta al año 1949, cuando la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día decide crear como una organización oficial para todo el mundo, el Club de Conquistadores.

 

Cada miembro del Club adquiere el compromiso de representar y participar de la disciplina y organización de los Conquistadores. Además, debe cumplir con el Voto y la Ley de los Conquistadores, ideales que entre otras cosas, requieren del conquistador que sea puro, bondadoso, leal, siervo de Dios y amigo de todos.