En Vietnam, la participación del presidente en evangelismo da señales de cambio

WILSON ES LA PRIMERA PERSONA NO INDÍGENA PERMITIDA A PREDICAR EN UNA CAMPAÑA DE EVANGELISMO, DESDE 1975


Mayo 07, 2014 | Ho Chi Minh City, Vietnam | Ansel Oliver/ANN

Presidente de la Adventista del Séptimo Día Ted NC Wilson habla en un evento sobre evangelismo  el mes pasado en Ho Chi Minh City. [Foto cortesía Misión Vietnam]
Presidente de la Adventista del Séptimo Día Ted NC Wilson habla en un evento sobre evangelismo el mes pasado en Ho Chi Minh City. [Foto cortesía Misión Vietnam]

El presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día,Ted NC Wilson, el mes pasado llegó a ser la primera persona no indígena que le fue permitida  hablar en un evento de evangelismo adventista en Vietnam desde 1975, un gran paso para la iglesia desde que el gobierno le concedió el permiso a la denominación para re-abrir operación acá en 2008.

Los líderes adventistas locales esperan que este sea un hito que pueda ayudar a dar un impulso a los crecientes esfuerzos del evangelismo  y conduzca a un aumento de la membresía y a un ministerio de testificación en este país del Sudeste Asiático. La Iglesia Adventista todavía está considerada aquí --al menos en algunos aspectos-- como en sus primeras etapas de crecimiento

 Wilson participó en una serie de evangelización de cosecha denominada "Misión hacia las Ciudades",desde abril 24 hasta 26 en la Iglesia Adventista del Séptimo Día Phu Nhuan, Séptimo Día Iglesia Adventista en Ho Chi Minh City, un municipio de más de 8 millones de personas.

"Estamos muy agradecidos al Gobierno por ayudar a facilitar esta oportunidad", dijo Khoi Tran, secretario de la Asociación Ministerial de la Misión de Vietnam de la Iglesia Adventista.

Wilson dijo que había hecho énfasis en el enfoque de la Iglesia Adventista del Séptimo Día sobre el Reavivamiento y Reforma, la iniciativa de oración 777 y la "Palabra de Dios" como el fundamento de la fe. Bautizó a 35 personas, la mayoría de las cuales era jóvenes, que se unieron a la Iglesia Adventista al final de la Campaña. Estudiaron y se preparado para el bautismo durante las semanas previas a la Campaña de Evangelización.

Diez voluntarios evangelísticos locales trabajaron durante un año antes del evento, para difundir y despertar a muchas personas al conocimiento del mensaje de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Un equipo de jóvenes colportores evangelistas también ayudó en la preparación de la Campaña de Evangelización. La campaña de cosecha recibió a más de 160 visitantes, además de los miembros de la iglesia local  En la reunión de clausura la asistencia fue desbordante.

La participación de Wilson marcó el hecho de que por primera vez el presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día participó en un evento  evangelístico en Vietnam, dijo Khoi. Durante su visita, Wilson también viajó a la ciudad capital de Hanoi para reunirse con el Subdirector de la Comisión de Asuntos Religiosos del Gobierno. Wilson visitó la sede de la Agencia Adventista de Desarrollo y de Recursos Asistenciales [ADRA] en Vietnam y visitó además, una pequeña iglesia ubicada en un cuarto piso, que fue establecida por un miembro no vidente.

Varios asistentes a la reunión de evangelismo, posan fuera de la iglesia antes de su ceremonia bautismal.
Varios asistentes a la reunión de evangelismo, posan fuera de la iglesia antes de su ceremonia bautismal.

En la ciudad capital de Hanoi, con aproximadamente 6,5 millones de personas, la Iglesia Adventista del Séptimo Día tiene sólo dos iglesias con una membresía combinada de menos de 100 miembros. La Iglesia Adventista del Séptimo Día en Vietnam cuenta con aproximadamente 11,300 miembros que adoran en 15 iglesias.

La expansión del trabajo misional ha sido difícil en el país de más de 90 millones de personas, dijo Khoi, pero algunos hitos de los últimos años señalan el potencial de un futuro alentador.

Desde 2008, los adventistas han sido capaces de llevar a cabo proyectos de extensión/testificación misional y de servicios en Hanoi, más allá de lo que la denominación había  establecido antes de 1975. En 2009 la iglesia aquí celebró el 80 aniversario de la llegada del Mensaje Adventista del Séptimo Día. En esa ceremonia, la iglesia celebró la primera ordenación de pastores del país desde el fin de la guerra de Vietnam en 1975. Y en 2012,  se construyó un estudio de la Radio Mundial Adventista (AWR) y está produciendo programas. Wilson describió AWR como "una gran bendición para la divulgación de la obra de Dios en Vietnam y alrededor del mundo."

Ministerio a través del evangelismo por medio de la literatura se está expandiendo también especialmente entre los jóvenes-adultos adventistas, y varias exposiciones de salud están alcanzando a comunidades con el ministerio de salud integral.

Aún así, la Iglesia Adventista, ha establecido operaciones de trabajo en sólo un puñado de las 58 provincias y municipios del país. Ahora puede servir a sólo seis de los 54 grupos culturales, muchos de los cuales tienen su propio idioma, dijo Khoi. Además, la mayoría son miembros que viven en zonas rurales, mientras que más ciudadanos se están trasladando a las ciudades. "Es un desafío el cambiar nuestro enfoque a fin de efectuar la misión en las zonas urbanas", dijo Khoi.

"Ambos desafíos requieren enviar a obreros, pero no tenemos  todavía una escuela de enseñanza adecuada de la Biblia", dijo Khoi. "Por favor, oren para que el Señor abra el camino de manera que pronto tengamos un seminario para equipar a más personas para ser enviadas a predicar de Cristo."

Casi el 80 por ciento de los ciudadanos de Vietnam se identifican como no afiliados a ninguna religión, de acuerdo a los datos del censo. Cerca del 10 % son budistas, y casi el 7% son católicos romanos. Menos del 1% es protestante.

Los visitantes de Vietnam están fascinados por el hacinamiento del tráfico de hacinamiento. En Ho Chi Minh City, una ciudad de 3,5 millones de motocicletas, se le menciononó a Wilson que si él puede cruzar con éxito la calle en la hora del tráfico pesado, entonces "Usted puede ir a cualquier parte".  Wilson utilizó la analogía durante su predicación diciendole a los líderes locales que Dios quería de ellos el "cruzar la calle" y darse cuenta así de la visión que Él tiene para evangelizar a Vietnam.

"Ciertamente creemos que este evento es un paso decisivo, el abrir el camino para que hayan más esfuerzos evangelísticos públicos en favor de las ciudades", dijo Khoi. "Por favor, oren por Vietnam mientras unimos nuestras manos y los esfuerzos para preparar a un pueblo para la pronta venida de Jesús."
---
Source: Adventist News Network

Escribir comentario

Comentarios: 0