Wilson alienta a pastores, médicos y políticos de Tailandia

En el Hospital Adventista de Bangkok, el Presidente de la Iglesia Adventista pide que oren por la Institución, afectada por meses de agitación civil.

 

Julio 22, 2014 | Silver Spring (Maryland, Estados Unidos) | Andrew McChesney - Adventist Review

Ted N. C. Wilson, Presidente de la Iglesia Adventista mundial, dice que el Hospital Adventista de Bangkok (arriba), sufrió una disminución de pacientes debido a los cierres de las calles y agitaciones en los edificios del gobierno en las cercanías.
Ted N. C. Wilson, Presidente de la Iglesia Adventista mundial, dice que el Hospital Adventista de Bangkok (arriba), sufrió una disminución de pacientes debido a los cierres de las calles y agitaciones en los edificios del gobierno en las cercanías.

Ted N. C. Wilson, el presidente de la Iglesia Adventista mundial, ha animado a cientos de líderes adventistas que asistieron a una histórica convención pastoral en Bangkok, y pidió que oren por el hospital adventista local, después de meses de inestabilidad política que produjeron una disminución de pacientes.

 

Wilson, que visitó la capital tailandesa la semana pasada, también oró con el principal responsable de libertad religiosa en el país y visitó dos instituciones educativas adventistas que educan a los hijos de algunas de las personas más influyentes de Tailandia.

 

La convención pastoral del pasado 14 al 16 de julio, que se desarrolló bajo el lema “Reavivamiento y reflejo de la gloria de Dios”, reunió a más de 1200 pastores, obreros, administradores y cónyuges adventistas de la División de Asia-Pacífico Sur para el primer encuentro de este tipo desde que en 1997 se dividió en dos el territorio de la División del Lejano Oriente.

 

El caleidoscopio de coloridas vestimentas autóctonas y la miríada de idiomas que marcaron la ceremonia inaugural impresionó a muchos, que estuvieron presentes por primera vez en este tipo de evento.

 

“Jamás he visto algo así antes”, dijo Dhay Htoo Sien, que es pastor y director de una institución educativa en Rangún (Birmania). “Me hace sentir que soy parte de la familia de la iglesia mundial”.

 

En su mensaje principal, Wilson instó a los asistentes a que busquen una relación más ferviente con Cristo, y expresó que como resultado, experimentarían relaciones más positivas con sus familias, otros miembros de iglesia y la comunidad en general.

 

“Permítanles que sepan que caminar con Cristo implica una existencia ferviente y gozosa”, dijo.

 

Al margen de la convención, Wilson visitó el Hospital Adventista de Bangkok, que tiene una capacidad de doscientas camas y que, inaugurado en 1937, es conocido en el lugar como el Hospital Misionero. En los últimos seis a siete meses, ha perdido muchos pacientes debido a que se encuentra muy cerca de edificios de gobierno que fueron afectados por demostraciones y cierres de calles.

 

“Necesita nuestras oraciones porque desafortunadamente, está tan cerca de los edificios del gobierno donde se llevaron a cabo grandes demostraciones”, dijo Wilson, quien almorzó en el hospital acompañado por su esposa Nancy. “Ahora todo está tranquilo, y están recuperando a sus pacientes”.

 

En un intento por devolver la normalidad al país, el pasado 22 de mayo, las fuerzas armadas de Tailandia asumieron el gobierno.

 

Wilson también se reunió con el director del departamento de asuntos religiosos de Tailandia, que depende del Ministerio de Cultura.

 

“Le contamos sobre los adventistas y nuestro énfasis en seguir el ministerio de Cristo en el área física, mental, social y espiritual”, dijo Wilson. “Le compartimos consejos de la Biblia y oramos por él, sus colegas, el rey y la reina de Tailandia, y por el pueblo de esa nación”.

 

Wilson recorrió más tarde la Escuela Tailandesa Ekamai y la Escuela Internacional Ekamai, que fue inaugurada en 1946 como una escuela para los hijos de los misioneros, y que ahora enseña del nivel prescolar al duodécimo grado. Hoy día, ambas escuelas son instituciones crecientes y progresistas que atiende a estudiantes de las clases superiores de Bangkok, dijo Wilson.

 

“Pasamos la mayor parte del día visitando y animando a la gente”, dijo.

 

­informe adicional de Teresa Costello

Escribir comentario

Comentarios: 0