Respuesta de la Iglesia Adventista al Ébola destaca la coordinación de esfuerzos

Las iniciativas se enfocan en hacer un impacto Clínico y Comunitario
Febrero 20, 2015 | Silver Spring (Maryland, Estados Unidos) | Ansel Oliver/ANN

"Niños llaman hoy la gente como nosotros Ébola Bomba. Significa que usted es una persona que lucha victoriosa y va a derrotar al Ébola", dice Prince U. Goma, un farmacéutico en el Hospital Adventista de Waterloo en Sierra Leona. [W. Romeril/WHO via FBook]
"Niños llaman hoy la gente como nosotros Ébola Bomba. Significa que usted es una persona que lucha victoriosa y va a derrotar al Ébola", dice Prince U. Goma, un farmacéutico en el Hospital Adventista de Waterloo en Sierra Leona. [W. Romeril/WHO via FBook]

Los esfuerzos coordinados de la Iglesia Adventista del Séptimo Día ante la crisis del Ébola en África Occidental incluyen proyectos de erradicación en los países afectados de Liberia y Sierra Leona, así como el apoyo de varios hospitales y más de dos decenas de instituciones educativas, la mayoría de las cuales aún permanecen cerradas.

 

El apoyo ha provenido de la red internacional de la denominación, incluida su sede central, el departamento de Ministerios de Salud, la Universidad de Loma Linda, Adventist Health International, la Agencia de Desarrollo y Recursos Asistenciales, Hope for Humanity, así como también de instituciones educativas, hospitales, iglesias y donantes individuales.

 

En diciembre, la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) estableció un cargo para coordinar los esfuerzos para responder al Ébola entre las entidades adventistas de todo el mundo.

 

"ADRA y otras entidades adventistas no han trabajado unidas de esta manera en el pasado, pero en el pasado tampoco se ha producido una crisis como la del Ébola", dijo Elizabeth Foulkes, Coordinadora de Respuestas al Ébola de ADRA. "Es obvio que la unión de todos puede lograr mucho más que si trabaja cada uno por su cuenta".

 

"En particular la Iglesia Adventista, como iglesia global con congregaciones e instituciones en todo el mundo, tiene una cierta ventaja sobre otras [organizaciones no gubernamentales] debido al hecho que en casi todo lugar donde haga falta, ya hay gente que se encuentra en el lugar, ya sea de iglesias, divisiones, uniones, asociaciones, misiones, instituciones educativas, de salud o de ADRA", dijo Foulkes.

 

"Las contribuciones están haciendo una diferencia en el lugar", añadió.

 

Esta semana, representantes de ADRA Internacional, Adventist Health International y el Equipo de Trauma de Salud Conductual Internacional de la Universidad de Loma Linda se reunieron en Loma Linda (California, Estados Unidos), para analizar de qué manera se puede trabajar mejor para responder a la crisis del Ébola y ante emergencias futuras.

 

La respuesta clínica ofrece atención a pacientes con Ébola u otras afecciones

 

En Sierra Leona, ADRA está coordinando equipos de descontaminación para rociar las casas y remplazar colchones y ropa de cama infectados en vecindarios de las afueras de Freetown, la capital del país.

 

El Hospital Adventista Waterloo, de Sierra Leona, sigue operando como un Centro de Tratamiento del Ébola, con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud y la Brigada Médica Cubana, según un reciente Informe de Situación sobre el Ébola de ADRA.

 

Waterloo necesita importantes reparaciones de plomería debido a los efectos del cloro que se usó para desinfectar las instalaciones. El hospital también necesita ropas para los pacientes, dado que los pacientes del Ébola tienen que entregar todas sus ropas, que son quemadas. El hospital también ha tenido que dar de alta a algunos sobrevivientes del Ébola en batas hospitalarias.

 

ADRA está preparando una propuesta en borrador para responder a las necesidades de Waterloo.

 

En Liberia, el Hospital Adventista Cooper cerró el año pasado debido a una cuarentena durante un mes, después de que dos miembros del personal contrajeran Ébola. Desde entonces, ha reabierto sus puertas, y es uno de los pocos hospitales de la región que sigue ofreciendo servicios, aunque no como centro de tratamiento del Ébola, dijo Gaede.

 

Varios médicos voluntarios de los Estados Unidos han prestado sus servicios durante varios meses en la institución.

 

ADRA Canadá y ADRA Reino Unido están apoyando al Hospital Masanga del distrito de Tonkolili, en Sierra Leona. El hospital está usando tecnología de juegos en realidad virtual para enseñar protocolos de seguridad para tratar con el Ébola, tales como el uso de indumentaria de protección y procedimientos de sepultura.

 

Casi 23.253 personas han sido infectadas y cerca de 9380 han fallecido por el Ébola desde que comenzó el brote en marzo pasado, según un informe actualizado del pasado 18 de febrero de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

Un representante de la OMS enfatizó la semana pasada que los esfuerzos de contención de la enfermedad son fundamentales en este próximo mes para ganarle de mano a la estación de las lluvias.

 

"Si no podemos reducir sustancialmente el alcance geográfico de este brote dentro de los próximos dos meses, antes de que comience la estación de las lluvias a fines de marzo o abril, nos encontraremos en una situación particularmente difícil", escribió Bruce Aylward, representante especial de la OMS para Respuesta al Ébola, en un blog de la ONU la semana pasada.

 

El Ébola es esparcido por medio del contacto directo con los fluidos corporales y los tejidos de una persona infectada. Según la OMS, los que experimentan mayores riesgos son los que trabajan en salud y los familiares que atienden a alguien infectado con el virus. Los casos fatales van del 25 al 90 por ciento, según sea el tipo de tratamiento que esté disponible.

 

Los líderes adventistas de salud instaron a los miembros a que no olviden la epidemia latente que aún causa estragos en África Occidental, a pesar de que ya no esté tan presente en las noticias.

 

"Aunque son lugares muy lejanos, el interés continuo en la epidemia de Ébola hace que la gente se una para ayudar a los necesitados", dijo Donn Gaede, secretario de Adventist Health International, que supervisa los hospitales de Sierra Leona y Liberia.

 

ADRA también está implementando programas de seguridad alimentaria y otras iniciativas que ayudarán a otras personas que se han visto afectadas indirectamente por el Ébola. ADRA se está asociando con el Programa Mundial de Alimentos para distribuir alimentos en varios condados de Liberia.

 

Escuelas adventistas se preparan para su reapertura

 

Muchas instituciones educativas de Liberia reiniciaron sus operaciones el lunes después de haber estado cerradas siete meses como resultado del virus del Ébola, pero la mayoría de las escuelas adventistas siguieron cerradas porque carecían de puestos de lavado y de cloro para la desinfección.

 

De las 24 escuelas que tiene la Iglesia Adventista en Liberia, solo una abrió sus puertas este lunes, dijo Theresa Dweh Sheriff, directora de educación de la Asociación del Sudoeste de Liberia de la Iglesia Adventista, con sede en Monrovia.

 

Sheriff dijo que las escuelas podrían volver a abrir sus puertas una vez que tengan los cubos apropiados para la desinfección, para que los estudiantes se laven las manos al entrar y salir de los salones de clase. El personal también tiene que recibir capacitación sobre medidas de prevención.

 

Las escuelas están abriendo de a poco, a medida que se distribuyen los artículos de desinfección, se completa la capacitación y se registra a los estudiantes, dijo Foulkes.

 

ADRA se ha asegurado financiación de la coalición asistencial Aktion Deutschland Hilft, de Alemania, para ofrecer y distribuir 115 termómetros sin contacto y 115 puestos de lavado de manos en las escuelas adventistas, declaró el Informe de Situación de ADRA. El proyecto también incluye juegos de artículos escolares, tales como mochilas y cuadernos, para quinientos estudiantes.

 

A las 24 escuelas adventistas asisten más de 7600 estudiantes, expresó.

 

Sheriff dijo que hasta el noventa por ciento de los estudiantes de muchas de las escuelas de la iglesia no son adventistas.

 

Las escuelas adventistas pronto también recibirán un envío de alimentos de la ONG Stop Hunger Now, que brindará comidas para los estudiantes para aproximadamente dos meses.

 

Apoyo de grupos de diversas partes del mundo

 

Muchas instituciones educativas e iglesias de diversas partes del mundo han llevado a cabo conciertos a beneficio y otros métodos de recolección de fondos para combatir el Ébola. El mes que viene, el club de estilo de vida de una iglesia adventista de Mysen, Noruega, llevará a cabo una maratón aeróbica a beneficio. Se espera que participen hasta cien personas.

 

"[El club] tuvo la idea de apoyar a ADRA y solicitó un proyecto de salud. En ADRA pensamos inmediatamente en lo que hace ADRA para prevenir el Ébola, y el próximo proyecto en red que se llevará a cabo en Sierra Leona", dijo Britt Celine, directiva de programas de ADRA Noruega.


Escribir comentario

Comentarios: 0