Presidente de Kenia promete apoyo para la Educación Adventista

En un discurso en la Universidad Adventista, Kenyatta felicita a la Iglesia por ser “Un socio ejemplar para la transformación del País”

Febrero 24, 2015 | Nairobi, Kenia | Philip Baptiste/ECD/ANN

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, habla en la Universidad Adventista de África el domingo 22 de febrero, durante una ceremonia de lanzamiento del proyecto de un nuevo complejo de Ciencias de la Salud. [Fotografía de Steve Bina]
El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, habla en la Universidad Adventista de África el domingo 22 de febrero, durante una ceremonia de lanzamiento del proyecto de un nuevo complejo de Ciencias de la Salud. [Fotografía de Steve Bina]

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, visitó el campus principal de la Universidad Adventista del África (AUA) el domingo pasado para apoyar la construcción de un nuevo complejo de Ciencias de la Salud.

 

En un discurso frente a una multitud de casi cuatro mil personas, Kenyatta prometió su apoyo financiero a la iniciativa y felicitó a la Iglesia Adventista por ser un "socio ejemplar para la transformación de Kenia".

 

"La Iglesia Adventista ha cumplido un papel fundamental para elevar a nuestras comunidades, empoderar a nuestros ciudadanos y construir nuestra nación", dijo Kenyatta, al referirse a las numerosas iglesias e instituciones educativas a lo largo y a lo ancho de esta nación de África Oriental.

 

El principal campus de la Universidad Adventista de África se encuentra en la División de África Centro-Oriental de la Iglesia Adventista, ubicado en Ongata Rongai, una región en las afueras de Nairobi.

 

Aunque con sede en Kenia, la institución, que está directamente afiliada con la sede central de la Iglesia Adventista, ofrece una educación a nivel de posgrado para toda África. Los programas doctorales se enseñan en el campus principal, y otros programas (como los de teología y el de administración), se ofrecen con profesores itinerantes en diversas sedes del continente.

 

Kenyatta, que estuvo acompañado por el vicepresidente William Ruto y otros funcionarios, felicitó asimismo a la universidad adventista por tener una visión progresista a la vez que ocupa un nicho, al ser la única universidad de Kenia dedicada exclusivamente a los estudios de posgrado. También felicitó al sistema educativo de la Iglesia Adventista por el calibre y la escala de sus servicios educativos.

 

Kenyatta concluyó sus declaraciones agradeciendo a la Iglesia Adventista por demostrar un discipulado, una compasión y una filantropía ejemplares.

 

"Al tocar los corazones, mejorar las mentes y sanar a los enfermos, incorporan a la práctica la Palabra de Dios como una luz para la raza humana", expresó.

 

Blasious Ruguri, presidente de la División de África Centro-Oriental de la Iglesia Adventista, agradeció al presidente de la nación por brindar apoyo para el proyecto. Al referirse a la historia en la que Jesús pidió a sus discípulos que encontraran un pollino que pudieran desatar y traer para que él lo usara para su entrada triunfal, Ruguri animó a la audiencia a "desatar sus pollinos", es decir, a dejar ir a algunos de sus fondos para la misión.

 

El presidente Kenyatta fue el primero en hacer una donación, dando una contribución de más de dos millones de chelines kenianos (casi 22 mil dólares) para ser usados en el proyecto del complejo de Ciencias de la Salud. Cientos de líderes del gobierno y de la Iglesia Adventista también contribuyeron con el proyecto.

 

El filántropo Simeon Nyachae también se dirigió a la multitud. Al presentar al presidente, felicitó a la iglesia por salvar la vida de su madre, que necesitó un procedimiento quirúrgico que recibió en un hospital adventista en 1942. Nyachae dijo que ella vivió hasta los 102 años.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0