ANGOLA: Llaman a mantener alerta tras asesinato de  policías

Satanás está utilizando todos los medios posibles ---incluyendo armas muy útiles para lograr sus fines, como la frialdad y descreimiento tanto como la rebelión y el fanatismo---, para sembrar violencia, discordia, y anarquismo. Está tratando de desprestigiar al Pueblo Remante de Dios, por razones obvias (Apocalipsis 12:12).

El fundador de esta nueva secta, el cultista José Julino Kalupeteka, permanece detenido, después de este tremendo acto de barbarie.

Abril 25, 2015 |Ñuñoa (Santiago, Chile) | Siegfried Mayr @inunoa

Luanda, 22 abr (PL) El segundo comandante general de la Policía Nacional, Paulo Gaspar de Almeida, llamó al pueblo angoleño a mantenerse hoy en alerta tras el asesinato de nueve agentes del orden público a manos de fanáticos religiosos.

"Tenemos que estar atentos, esto no es solo una acción de (José Julino) Kalupeteka (líder de la secta Luz del Mundo). Existe una mano invisible, una internacional y, por desgracia, otra nacional, que apoya la desestabilización del país", afirmó De Almeida.

Denunció que se trata de un plan acelerado para que en el 2017 (año de elecciones) haya un escenario de inestabilidad, pero "no lo conseguirán".

Partidarios de la cofradía Luz del Mundo (apartados --[apostatados]-- de la Iglesia Adventista del Séptimo Día) asesinaron el pasado día 16 a nueve policías en el municipio de Caála (Huambo), a 525 kilómetros al sureste de esta capital.

Los agentes perdieron la vida cuando cumplían una orden de detención emitida por la Fiscalía contra el líder de esa comunidad religiosa y fueron sorprendidos por fanáticos vinculados a la hermandad que dispararon indiscriminadamente contra los gendarmes.

Según De Almeida, la congregación religiosa, cuyo guía está detenido, forma parte de una estrategia para obstaculizar el desarrollo de los angoleños y compromete la paz y seguridad nacional.

Garantizó que la Policía Nacional está lista para descomponer la secta de Kalupeteka en el país y no tolerar a los seguidores que ofrecen resistencia.

Consideró que los niños instigados por la cofradía a no estudiar, evitar el consumo de alimentos producidos por el Gobierno y no cumplir con sus orientaciones, están siendo preparados para el terrorismo en Angola.

Ante rumores sobre la muerte de civiles inocentes cuando la orden de captura del cabecilla religioso, el comisario jefe reveló que durante esa acción perdieron la vida 13 francotiradores, pertenecientes a la custodia de Kalupeteka, que procuraban neutralizar la operación.

Los restos de los nueve policías asesinados fueron enterrados en el cementerio municipal de Huambo.


http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=3736001&Itemid=1

tgj/ocs

Escribir comentario

Comentarios: 0