La Unión Noruega Rechaza Decisión de San Antonio

Es necesario orar por nuestros líderes, en especial, por el Presidente de la Asociación General, el Pr. Ted N C Wilson.

Septiembre 23, 2015 | Ñuñoa (Santiago, Chile) | Siegfried Mayr @inunoa

La "boule de neige" (bola de nieve) de rebelión ---post San Antonio---, empieza a rodar cuesta abajo.  No es, en absoluto, una buena noticia. Antes, el archienemigo presentó como bueno y deseable, algo que era malo y deleznable. Ahora, vuelve a la carga con la misma estrategia pero esta vez, a través del virus cultural de un igualitarismo distorsionado,  La igualidad con diferentes roles es algo claro en las Sagradas Escrituras, pero desafortunadamente, algunos no la aceptan ni la aceptarán.

Es necesario orar por nuestros líderes, en especial, por el Presidente de la Asociación General, el Pr. Ted N C Wilson.

El 20 de septiembre de 2015, la Junta Directiva de la Unión Noruega votó unilateralmente suspender la práctica de la ordenación. Afirman que la práctica de larga data de las iglesias de ordenar a hombres espiritualmente calificados, es discriminatoria y no bíblica. Una práctica nueva, distinta para la Unión de Noruega, fue anunciada:

 

"A partir de ahora, la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Noruega tendrá una oración dedicatoria simple para una persona que inicie su internado pastoral . Del mismo modo, habrá una oración dedicatoria para aquellos que den el paso desde el internado de práctica pastoral al servicio pastoral regular. La Unión Noruega funcionará con sólo dos categorías de obreros pastorales de ahora en adelante. 1) Los pastores en servicio regular, y 2) los internos en el área pastoral. La Unión noruega no informará empleados pastorales al Anuario Adventista del Séptimo Día hasta que la Asociación General haya establecido categorías pastorales que no sean discriminatorias" ( http://www.adventist.no/Adventist/Hjem/Nyheter/2015/September-2015/Adventistkirken-slutter-aa-ordinere#.VgBa4rShbfa, consultado el 21/09/2015).

 

La Unión Noruega, al parecer, ha juzgado la práctica de la Iglesia Mundial y la ha encontrado deficiente. La Unión ha votado embarcarse en una práctica totalmente diferente a la de la Iglesia Mundial. Efectivamente, no sólo ha declarado sino promulgado un reglamento regional no autorizado. Ellos han rechazado la decisión de la Asociación General en sesión del 8 de julio, 2015, en San Antonio, Texas. En esa decisión, la gran mayoría de los delegados votaron no permitir decisiones regionales sobre la cuestión del liderazgo pastoral espiritual -- la misma cosa que la Unión Noruega ahora ha promulgado.

 

La Unión Noruega no es una iglesia regional autónoma. No tiene una autoridad inherente separada de la Iglesia Mundial. Su autoridad se deriva de la Asociación General. La autoridad que tiene es limitada. La Iglesia Adventista del Séptimo Día considera que la ordenación es global, y no un asunto regional.

 

La Unión Noruega no está engañando a nadie con sus pretensiones de querer estar en armonía con la Iglesia Mundial. Ha actuado exactamente en contradicción con la decisión de San Antonio. La Unión ha excedido su autoridad. Tampoco está sola. Inmediatamente al sur, la Unión Holandesa de Iglesias también participa en la creación de una vía independiente sobre la cuestión de la ordenación. Esa Unión también está operando unilateralmente con su política en favor de la homosexualidad, que acoge la marea cultural de inmoralidad. (Para ver el voto de la Unión Holandesa sobre la cuestión de homosexualidad, ver enhttp "Homosexualidad o Cristianismo?" La Unión de Holanda se pone de nuevo en oposición a la Iglesia Adventista del Séptimo Día" //ordinationtruth.com/featured/homosexuality-or-christianity /, consultado el 21/09/2015).

 

En solo dos semanas más, los líderes de la Iglesia Adventista del Séptimo Día se reunirán en el Concilio Anual. En ese momento, es imperativo que el liderazgo de la iglesia actúe para corregir la acción de las Uniones errantes, incluyendo la Unión de Columbia, la Unión del Pacifico, la Unión Noruega y la Unión Holandesa de Iglesias, junto con otras entidades insubordinadas. La Iglesia Mundial ha decidido que la ordenación de mujeres ---la cuestión de liderazgo espiritual---no puede se determinada de acuerdo a un modelo regional. Todos nosotros ---colectivamente----- somos parte de la Organización de la Iglesia Mundial. El Consejo de Pastores Adventistas cree que nuestros líderes estarán actuando con el mejor interés espiritual de la iglesia, en la adopción de cualquier medida necesaria para mantener la unidad de la Iglesia Mundial y evitar la fragmentación debido a unidades rebeldes, incluyendo la Unión Noruega.


http://ordinationtruth.com/2015/09/21/norwegian-union-rejects-san-antonio-decision/

Escribir comentario

Comentarios: 0