El Palacio del Parlamento de Rumania es sede de la III Conferencia internacional de Libertad Religiosa

En Rumania, encuentro internacional explora la función fundamental que juegan las leyes en la construcción de una sociedad libre y justa para las personas de fe.

Noviembre 30, 2015 | Anamaria Maier/Asociación Internacional de Libertad Religiosa

Fotografía del evento de la IRLA en el renombrado “Palacio del Parlamento” de Rumania. [Fotografía por cortesía de la Asociación Internacional de Libertad Religiosa]
Fotografía del evento de la IRLA en el renombrado “Palacio del Parlamento” de Rumania. [Fotografía por cortesía de la Asociación Internacional de Libertad Religiosa]

Políticos y líderes de pensamiento de Rumania, junto con académicos y defensores de la libertad religiosa de diversas partes del mundo, se dieron cita hace poco en el centro de Bucarest para una importante conferencia centrada en la ley, la ética y la libertad religiosa. La III Conferencia Internacional de Libertad Religiosa se llevó a cabo el 19 de noviembre en el renombrado “Palacio del Parlamento” de Rumania, uno de los edificios más grandes del mundo y sede de la asamblea legislativa de la nación.

 

La conferencia se centró en las protecciones legales para la libertad religiosa en el mundo cada vez más pluralista de hoy, y los desafíos que surgen cuando diferentes grupos religiosos tienen que compartir el mismo espacio.

 

Ganoune Diop, secretario general de la Asociación Internacional de Libertad Religiosa, fue uno de los oradores plenarios, y en su mensaje reconoció la importante función que juegan las leyes tanto en la protección de las libertades individuales como en la promoción de las relaciones armoniosas dentro de la sociedad. Diop describió la libertad religiosa como un derecho humano multifacético, y uno que es central a todas las demás libertades humanas. Como tal, “puede funcionar, en la intersección de la ley, la ética y la religión, como un centro moral de las sociedades pluralistas”, dijo Diop. “Cada ser humano es tratado con dignidad, y se le permite que desarrolle su potencial para el bien común, y en beneficio de la familia humana”.

 

En su presentación, el diputado Bogdan Ciucă, presidente de la Comisión de Asuntos legales de la Cámara de Diputados de Rumania, dijo que las provisiones legales en pro de la libertad religiosa de nada sirven si tan solo se las respeta como resultado de la coerción legal y no de buena gana, por amor a los demás.

 

“Es el amor lo que me lleva a respetar el derecho a la felicidad de los que me rodean, y es también el amor que me hace respectar su derecho a la vida”, dijo Ciucă, al referirse a actos recientes de violencia de motivación religiosa en Francia y Rumania. “Este amor también me llevará a respetar todos los demás derechos y libertades de los que me rodean, lo que incluye a la libertad religiosa”.

 

El doctor Nelu Burcea, presidente de la Asociación Conciencia y Libertad, fue uno de los principales organizadores del evento. Hasta hace poco, era director de los departamentos de Asuntos Públicos y Libertad Religiosa (PARL) y de Comunicaciones de la Iglesia Adventista en Rumania, pero en julio de este año fue elegido director asociado del PARL de la Iglesia Adventista mundial.

 

En su mensaje en la conferencia, Burcea se refirió al lema del evento: “La ley, la ética y la religión en el contexto de la libertad religiosa”.

 

“Aunque estos tres elementos parecen ser incompatibles, una perspectiva integral puede descubrir varios elementos unificadores”, dijo. “Podemos ver fácilmente que la religión ejerce una poderosa influencia a la hora de promulgar leyes, pero que sin un marco de ético a la hora de hacer cumplir esas leyes, el resultado será subjetivo, parcial e inadecuado para la creación de la verdadera libertad religiosa”.

 

Los documentos presentados durante la conferencia han sido publicados en la tercera edición de la Revista de Libertad de Conciencia, una de las principales publicaciones de Rumania en el área de religión y creencia. Entre los patrocinadores del evento estuvieron la Asociación Conciencia y Libertad de Rumania, la Comisión de Asuntos Legales de la Cámara de Diputados de Rumania, la Asociación Internacional de Libertad Religiosa, la Asociación Internacional para la Defensa de la Libertad Religiosa, y la Iglesia Adventista de Rumania.

Escribir comentario

Comentarios: 0