La Clínica de Salud de La Universidad de Loma Linda es la primera de California en permitir la estimulación de la médula ósea con un revolucionario sistema

El nuevo sistema inalámbrico, que cuenta con la tecnología de bluetooth® y los dispositivos digitales de Apple™, busca ayudar a los pacientes que sufren de dolor crónico.

28 de Enero de 2016 | Loma Linda (California, Estados Unidos) | Salud de la Universidad de Loma Linda | Siegfried Mayr @inunoa

Fotografía por cortesía de Salud de la Universidad de Loma Linda
Vivienne Douglass repasa la configuración de la terapia de estimulación de la médula ósea en su dispositivo móvil durante revisión de rutina con el médico algólogo Dr. Scott Strum, en el Centro Médico de la Universidad de Loma Linda.

Una clínica de la Universidad de Loma Linda es la primera del estado de California (Estados Unidos) en permitir que los pacientes prueben la estimulación de la médula ósea con el Sistema de Pruebas Invisibles St. Jude Medical™. St. Jude Medical es una compañía estadounidense que crea dispositivos médicos para instituciones de salud de todo el mundo. El nuevo sistema, que es completamente inalámbrico y aprovecha la tecnología de Bluetooth® y los dispositivos digitales de Apple™, está diseñado para brindar a los pacientes una mejorada y discreta estimulación de la médula ósea en su etapa de prueba.

 

Vivienne Douglass, una enfermera de 63 años que vive en Redlands, fue la primera en evaluar esta terapia con el nuevo sistema en noviembre pasado, en el Centro Quirúrgico de Highlands Springs, parte del Complejo Médico de Highlands Springs. Antes de pasar por esa terapia de prueba y de que finalmente le implantaran un generador de impulsos Jude Medical Protege en diciembre pasado, Douglass había estado luchando con el dolor crónico durante 21 años, después de que en 1994 fue atacada por un paciente mientras trabajaba.

 

“No podía disfrutar de una caminata, ir a lugares con mi familia o aun sentarme en mi vehículo sin sentir dolor”, dijo Douglass, que pasó por cuatro cirugías en la médula y había visto a seis médicos antes de llegar a Loma Linda. “Nadie me había propuesto alguna vez usar la estimulación de la médula espinal hasta que conocí al doctor Strum”.

 

El doctor Scott Strum es médico algólogo en el Centro Médico de la Universidad de Loma Linda está entusiasmado de ofrecer a los pacientes una manera más intuitiva, efectiva y discreta de evaluar la terapia de estimulación de la médula espinal que ha dado prioridad a que los pacientes que sufren dolor crónico se enfoquen en un alivio potencial para el dolor.

 

“En lugar de aprender un nuevo sistema durante el período de prueba”, dijo Strum, “el Sistema de Pruebas Médicas Invisibles St. Jude permite que mis pacientes vean más allá del dolor, y ha eliminado los cables de programación y los complejos mandos para el paciente que son típicos de los sistemas tradicionales de prueba”.

 

Por muchos pacientes, esta terapia puede ser una opción efectiva para enfrentar el dolor crónico. La terapia depende de la implantación de un pequeño dispositivo y de unos finos alambres que dejan escapar bajos niveles de energía eléctrica que enmascaran o interrumpen las señales de dolor al pasar por las fibras nerviosas y llegar al cerebro, lo que reduce la sensación de dolor. El Centro Médico de la Universidad de Loma Linda ha estado ofreciendo terapia de SCS ya por 15 años.

 

Antes de recibir un dispositivo que sea implantado en forma permanente, los pacientes pasan por un período de prueba mínimamente invasivo para evaluar la terapia. Aun así, para algunos pacientes, los comandos complejos y los abultados cables de programación pueden interrumpir la experiencia de prueba y actuar como un obstáculo para la terapia. El Sistema de Prueba Médica Invisible St. Jude remueve esas barreras, permitiendo que los pacientes evalúen de manera más efectiva la terapia. El sistema de tecnología Bluetooth ofrece una experiencia de prueba inalámbrica y segura, mientras que un dispositivo digital de iPod™ sirve de comando, ofreciendo a los pacientes una plataforma simple y familiar de hacer ajustes a la terapia.

 

Uno de las características claves que se presta a la naturaleza discrete del sistema de pruebas es el uso de un pequeño generador de pulso externo (EPG) como la fuente de energía del sistema. Dado que el EPG usa la tecnología inalámbrica de Bluetooth para comunicar el controlador iPod del paciente y el sistema de estimulación, el perfil general del dispositivo se ha visto reducido, de manera que el sistema puede usarse discretamente bajo las ropas del paciente. El efecto es que el sistema se siente en esencia “invisible” para el que lo usa, brindando una experiencia de prueba mucho más cómoda, que permite que los pacientes se enfoquen por completo en el impacto terapéutico del sistema durante la prueba.

 

“La estimulación de la médula espinal es una terapia probada y efectiva de tratar el dolor crónico en mis pacientes, pero sin un sistema de prueba efectivo, muchos pacientes son incapaces de evaluar apropiadamente la terapia”, dijo Strum. “Al brindarles acceso a un nuevo sistema de prueba, St. Jude Medical está permitiendo que más pacientes obtengan acceso a una terapia que podría traer un alivio significativo del dolor y una mejor calidad de vida.

 

Desde el procedimiento inicial en noviembre, Douglass solo ha obtenido resultados positivos. “Por primera vez en años, puedo ir de compras con mi hija y mostrarme activa con mis nietos”, dijo. “Gracias al doctor Strum, he recuperado mi vida”.

Escribir comentario

Comentarios: 0