El Presidente de la Iglesia Adventista Séptimo Día a nivel mundial responde a los ataques en Bélgica

A continuación declaración y respuesta del presidente de la Iglesia Adventista Séptimo Día a nivel mundial Ted N.C. Wilson frente a los ataques ocurridos hoy en Bélgica.
22 de Marzo de 2016 | Silver Spring, Maryland, Estados Unidos | Siegfried Mayr @inunoa

"Nuestros corazones y oraciones están con el pueblo de Bruselas que han sufrido terribles explosiones causando muerte y destrucción. Una de esas explosiones fue muy cerca de nuestra sede Adventista del séptimo día para esa región. Yo he rogado por las personas en Bélgica y por nuestros miembros de Iglesia que puedan ser una fuerza espiritual para los demás en este momento tan difícil.


Agradecemos a nuestros jóvenes por haber alentado a muchos en la ciudad, incluyendo la estación de policía, este último sábado en el "#Global Youth Day".....  Contamos con nuestros Jóvenes y miembros continuarán proporcionando el ministerio de amor y compasión de Cristo.

Hoy, en nuestras comisiones de la Conferencia General, vamos a orar fervientemente por el país de Bélgica, por nuestros miembros de la iglesia y las familias afectadas por esta terrible tragedia".

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    A. Mazza, C. Cozzi, Departamento de RR. PP. de la EUD (viernes, 25 marzo 2016 10:48)

    LOS LÍDERES DE LA IGLESIA ANIMAN A LOS MIEMBROS PARA QUE “SE ACERQUEN A TODOS LOS QUE SUFREN”.

    Muchas personas perdieron la vida hoy en Bruselas (Bélgica), como resultado de devastador ataque terrorista. Fueron quitados de sus familiares y amigos que tanto los amaban. Eran inmigrantes y europeos, madres y padres, hijas e hijos. Cada uno de ellos era parte de una sola familia europea.

    “Es un momento difícil y de grandes desafíos, y tenemos que enfrentarlo unidos”, dijo Charles Michel, Primer Ministro de Bélgica.

    Hay caos y confusión en Bruselas. Los feligreses adventistas, colegas de la División Intereuropea, los directivos de la Unión y los empleados de la iglesia no se han visto afectados hasta el momento.

    Deseamos extender nuestras más sinceras condolencias a las familias de las víctimas del ataque terrorista. Que nuestras oraciones y pensamientos los consuelen en este momento de dolor, enojo y tristeza. Que nuestro amor los rodee en un gran abrazo. Oramos también para que el Señor nuestro Dios llene sus corazones con la certeza de la vida eterna, en la que podamos vivir con gozo y alegría en comunión fraternal. ¡La muerte y el dolor dejarán de ser!

    Firme e incondicional es nuestra condena a todo acto de terror, violencia y opresión. ¡Pedimos el cese de las armas, el odio y la violencia! Ninguna religión es responsable del terrorismo. Las personas son responsables de la violencia y el terrorismo. Todos somos hermanos y hermanas, hijos del mismo Padre.

    Animamos a los miembros de la Iglesia Adventista para que se acerquen a todos los que sufren en estos momentos de gran angustia.