Revista científica menciona al Creador y pide disculpas

El hombre --no creyente-- trata de erradicar al Dios Creador a ultranza. Dios no es bien mirado ni aceptado en los circulos académicos y científicos evolucionistas.

"Dijo el necio en su corazón: No hay Dios" (Salmo 14:1)

23 de Mayo de 2016 | Ñuñoa (Santiago, Chile) | Siegfried Mayr @inunoa

La revista científica PLoS ONE publicó hace algunas semanas un artículo sobre las características biomecánicas de coordinación de la mano humana (haga clic aquí para leer el artículo en inglés). El texto incluía la palabra Creador, lo que ha sido motivo de algunas polémicas. El artículo trata de la arquitectura sorprendente de las manos, sus tendones, articulaciones y músculos, cuya coordinación da a los humanos la capacidad de flexionar y controlar la estructura compleja que ejecuta muchas tareas de manera precisa y confortable. La polémica llevó a los responsables de la revista a pedir disculpas por la publicación de un concepto creacionista y prometieron tomar medidas. ¿Tanto escándalo por causa de eso? ¿El artículo dejó de ser menos científico por apuntar a la idea de diseño inteligente? ¿O se trata de puro prejuicio? Prejuicio de una academia y de una comunidad (científica) dominada por el naturalismo ideológico que no soporta ver a Dios colocando el pie en la puerta, intentando volver al escenario de donde viene siendo expulsado desde hace algún tiempo.

 

Después de la polémica levantada por la publicación del artículo con la palabra prohibida, algunos científicos protestaron, como es el caso del paleontólogo Joshua Lively, que anunció que, si el texto no era removido de PLoS ONE, ¡él no enviaría más cualquier investigación para publicación en ella! O sea, mientras el Creador estuviera allá, yo me rehúso a colocar mi nombre junto con él. El ecologista Daniel Marquina también hizo una alerta. Según él, “comienzan con la evolución de la mano y acaban por negar el cambio climático o las vacunas”, colocando así en la misma bolsa a personas con ideas bien diferentes, todo con el claro objetivo de desvirtuar el creacionismo.

 

El artículo en la mira de los evolucionistas fue escrito por dos especialistas en biomecánica de la Universidad Huazhong de Ciencia y Tecnología de China, y el pasaje polémico es este:

“La conexión funcional explícita indica que la característica biomecánica de la arquitectura conjuntiva de los tendones entre los músculos y las articulaciones es el diseño apropiado hecho por el Creador para realizar una infinidad de tareas diarias de forma confortable”.

 

Después de tanta bronca, los propios autores se salieron con esto: “Percibimos ahora que comprendemos lo errado de la palabra ‘Creador’. Lo que queríamos expresar es que la característica biomecánica de la arquitectura conectiva tendinosa entre los músculos y articulaciones es un diseño propio de la naturaleza (resultado de la evolución) para ejecutar una variedad de tareas diarias. Vamos a cambiar la palabra ‘Creador’ por ‘naturaleza’ en el manuscrito revisado. Pedimos disculpas por cualquier problema causado por ese error”.

 

Y así mismo es. Cuando los evolucionistas ateos se encuentran con diseño inteligente en la naturaleza, por partir del presupuesto filosófico de que Dios no existe, ¿atribuyen poderes divinos a quién? ¡A la naturaleza! La naturaleza es sabia. La naturaleza es inteligente. La naturaleza es todopoderosa. La naturaleza es el dios de los naturalistas.

 

Toda esa polémica ayuda a evidenciar, una vez más, el prejuicio arraigado en ciertos círculos científicos que adoptaron a priori el naturalismo filosófico y se rehúsan a ver la realidad con otros lentes conceptuales. El método científico fue creado por científicos que creían profundamente en el Dios creador de las leyes, de las constantes, de la complejidad irreducible, de la información compleja y específica y del diseño inteligente. Algunos científicos de hoy, contradiciendo a sus predecesores, quieren expulsar al Creador del escenario que él mismo ideó.

 

Enlaces:

a.    http://noticias.adventistas.org/es/columna/michelson-borges/revista-cientifica-menciona-al-creador-y-pide-disculpas/

b.    http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0146193

Escribir comentario

Comentarios: 0

Contacto

Dr. Johow 310 – Ñuñoa - Chile

 

mail: contacto@iglesianunoa.com

Teléfono: 56 2220 49821

 

Móvil: +56 9905 00298

Horarios

Sábado:

08:30  Clase de Maestros

09:30  Escuela Sabática

11:00  Culto Divino

19:00  Culto realizado por Jóvenes

 

Miércoles:

20:00 Reunión de Oración

Nuestro Twitter