Comunicado de la División Norteamericana sobre la masacre de Orlando

Daniel R. Jackson, presidente de la Iglesia Adventista de Norteamérica, dio a conocer la siguiente declaración el 12 de junio de 2016, en respuesta a la masacre del Club Pulse, en Orlando (Florida, Estados Unidos)

12 de Junio de 2016 | Silver Spring, Maryland, Estados Unidos | Division Norte Americana, Depto. Comunicaciones | Siegfried Mayr @inunoa

Foto iStock
Foto iStock

"La Iglesia Adventista del Séptimo Día en Norteamérica desea expresar su desconsuelo en momentos en que lloramos la pérdida de vidas inocentes en el tiroteo masivo más letal de la historia de los Estados Unidos. Extendemos nuestras condolencias más profundas y nuestras oraciones por los 50 muertos, los 53 heridos, sus familias, sus seres queridos y amigos. También oramos por la comunidad de Orlando y por el dolor y la tristeza que están experimentando como resultado de esta tragedia.

 

"Denunciamos decididamente el odio que motivó esta masacre. Esta clase de violencia sin sentido no tiene lugar en este país ni en ningún lugar del mundo. Resulta terrible que estas vidas hayan sido segadas trágicamente como resultado del odio. Oramos para que el amor de Dios conforte y consuele a los seres queridos de las víctimas, cuyas vidas de la noche a la mañana se han vuelto una pesadilla.

 

“Como cristianos, creemos firmemente que el odio dirigido a cualquiera, sea hermano, hermana, amigo o enemigo, no proviene de Dios, sino del mismo padre de todo mal, el diablo. Tenemos que condenar toda expresión de odio, desde las palabras a la violencia mortífera. Aunque no adoren, vivan o amen a otros como nosotros, todas las mujeres, los niños y los hombres de este mundo son hijos de Dios.

 

Tenemos la seguridad de que, en último término, el amor triunfará. Sabemos que un día, el odio y el mal dejarán de existir. Hasta ese día, seguiremos orando para que las comunidades de este mundo puedan vivir sin temor”.

 

Ahora, pues, permanecen estas tres virtudes: la fe, la esperanza y el amor. Pero la más excelente de ellas es el amor” (1 Cor. 13:13, NVI).

Escribir comentario

Comentarios: 0