En Sudamérica, humanitarios adventistas brindan apoyo educacional, psicológico y financiero a casi 5500 refugiados

El brazo humanitario de la Iglesia Adventista ha ayudado a más de 100 mil refugiados en todo el mundo.

20 de Junio de 2016 | Brasilia (Brasil) | Felipe Lemos / ANN | Siegfried Mayr @inunoa

[Fotografía: ADRA Argentina]
[Fotografía: ADRA Argentina]

El Día Mundial del Refugiado, que se celebra cada 20 de junio, tiene un significado especial para la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA). Hasta marzo, unos 100 mil refugiados ya se habían beneficiado con las acciones de la agencia, informó Jonathan Duffy, director de ADRA Internacional.

 

En Argentina, casi cinco mil refugiados y solicitantes de asilo de sesenta nacionalidades han tenido contacto con los obreros de ADRA. En Brasil, el proyecto del Instituto de Desarrollo Humano, operado por la Iglesia Adventista de San Pablo, apoyó a casi noventa familias, o unos cuatrocientos refugiados, con actividades socioeducativas.

 

Según Paulo Lopes, director de ADRA Sudamérica, “ADRA Argentina implementó un proyecto piloto de tres meses en 2015, de apoyo psicológico especializado para los refugiados. Esta obra ofreció 109 horas de consultas gratuitas con una agencia psicológica. En este proyecto piloto, nos encontramos con refugiados y solicitantes de asilo de Egipto, Colombia, Uruguay, Cuba, Perú, Venezuela, Ecuador, Haití, Ucrania y Nigeria.

 

La financiación del proyecto

 

Por medio de su trabajo conjunto con el Alto Comisionado de Refugiados de las Naciones Unidas (UNHCR), ADRA planea apoyar a trescientos refugiados brindándoles comida y alojamiento, atención psicológica especializada gratuita y apoyo para la integración a las comunidades locales. El proyecto también brindará veinte becas completas a los estudiantes refugiados para que estudien en las escuelas primarias y secundarias adventistas de cualquier parte de la Argentina.

 

Lopes explicó que la primera fase del proyecto demandará seis meses y tendrá un costo aproximado de 120 mil dólares, pero durará cuatro años, con una renovación anual del acuerdo. “Para esta primera fase, el UNHCR proveerá 70 mil dólares y ADRA Argentina ofrecerá los servicios, el espacio físico, etc., un equivalente de 50 mil dólares, dijo Lopes.

 

Una motivación cristiana

 

En un artículo reciente publicado en la Adventist Review, Duffy reflexionó sobre el pasaje bíblico que se encuentra en Mateo 25, donde Jesús llama a atender a los que carecen de prendas de vestir, alimentos o que están en prisión, y desafió a los miembros para que piensen en las necesidades de los de sus comunidades, como así también de los que acaso jamás vean. Duffy dijo: “Como cristianos, ¿no tenemos cada uno de nosotros la obligación de amar a nuestros hermanos y hermanas, más allá de las fronteras que nos separen y las culturas que nos definan? Cada vez que detona una bomba en un vecindario sirio, ¿no deberíamos sentirnos tan escandalizados como cuando se produjo en París? Cada vez que el cuerpo de un niño refugiado llega arrastrado hasta la costa, ¿no deberíamos hacer un duelo como si fuera uno de los nuestros?”

Escribir comentario

Comentarios: 0