Adventistas sordos en México son desafiados a compartir su fe

En congreso, líderes dicen que la mensaje de la Iglesia debe llegar a todas las personas

13 de septiembre de 2016 | Montemorelos, Nuevo León, México | Abdiel Hernández |Personal de la DIA | Siegfried Mayr @inunoa

Imágenes cortesía de la Unión Mexicana del Norte
Imágenes cortesía de la Unión Mexicana del Norte

Docenas de personas con discapacidad auditiva en el territorio de la Unión Mexicana del Norte se reunieron durante cuatro días con el fin de aprender más acerca del compromiso de la Iglesia Adventista del Séptimo Día de ayudarlos en su proceso de crecimiento espiritual.

Los dirigentes de la iglesia y los miembros interesados en el ministerio en favor de este grupo, se reunieron para celebrar el Congreso de Sordos Adventistas en las instalaciones de La Morita, en la municipalidad de Montemorelos, Nuevo León, México, del 10 al 14 de agosto de 2016.

 

“Nuestro propósito fue aprender más acerca de las diferentes formas como podemos llegar a este grupo especial de personas”, dijo el Pastor Adán Dyck, director de Ministerio Personal y Escuela Sabática de la Iglesia en el Norte de México y organizador principal de este evento. Adán Dyck, quien ha estado dirigiendo el desarrollo del ministerio en favor de necesidades especiales en el territorio, dijo que uno de los objetivos de este congreso fue instruir al grupo, incluyendo a los intérpretes del lenguaje de señas, para poder alcanzar a otros con el mensaje del evangelio.

 

Francisco Javier Díaz de León, quien lidera el Ministerio Nacional de Sordos Adventistas en México, desafió a la comunidad adventista a través de su sermón predicado a través del lenguaje de señas, a involucrarse y participar con algún grupo de personas con discapacidades, para apoyar su ministerio. Desafió así mismo al grupo con discapacidad auditiva a participar activamente en la evangelización de otros, siendo que su influencia es mayor que la ejercida por personas que no tienen esa discapacidad. Desafió también a los intérpretes a reclutar a otros miembros de iglesia e instruirlos al efecto, a fin de que puedan prestar sus servicios también como intérpretes de lenguaje de señas.

El director del Ministerio de Necesidades Especiales de la División Interamericana, Pastor Samuel Telemaque, dijo que este congreso era de particular importancia para enviar un mensaje tendiente a lograr un cambio en la mentalidad de las personas hacia estos ministerios de necesidades especiales.

 

“La iglesia debe hacer disponible la salvación para todo tipo de personas”, dijo el Pastor Telemaque. “Dios les da dones y talentos a todos, tanto a las personas con capacidades como a aquellas con discapacidades. Su gran poder en nuestra debilidad se perfecciona”.

 

Las personas con discapacidad auditiva demostraron haber experimentado una nueva comprensión de sí mismas y de aquellas que las atienden, añadió el Pastor Telemaque.

El grupo, formado en su mayoría por miembros de la iglesia, recibió materiales impresos, vídeos y otros recursos. Se les brindaron además servicios médicos gratuitos, evaluación de su alimentación, análisis clínicos y revisiones médicas gratuitas por parte del Hospital Adventista La Carlota en Montemorelos.

El Pastor Adán Dyck lava los pies de personas sordas durante un servicio de comunión durante el congreso.
El Pastor Adán Dyck lava los pies de personas sordas durante un servicio de comunión durante el congreso.

Los dirigentes de la iglesia tienen interés de hacer un recuento del número de personas con discapacidad auditiva en todas sus iglesias. Hasta la fecha, están conscientes de la presencia de aproximadamente 71 personas en las congregaciones en esta zona norte del México; sin embargo, desean aumentar sus esfuerzos para trabajar muy de cerca con asociaciones y misiones que supervisan a miles de congregaciones, a fin de reconocer dentro de ellas a todos los miembros con discapacidades auditivas.

“Va a ser una gran bendición involucrar a todos nuestros pastores de distrito en nuestra estrategia de identificar y ministrar en favor de las personas con discapacidades auditivas que asisten actualmente a nuestras iglesias adventistas”, añadió el Pastor Dyck.

Los dirigentes de la iglesia están considerando la celebración de un programa de entrenamiento intensivo de dos semanas de duración para Guías Mayores, con el fin de fortalecer la labor de personas jóvenes con discapacidad auditiva, para que trabajen en favor de otros que experimentan las mismas necesidades.

 

Las estadísticas de un reciente censo nacional muestran que, por cada 5 millones de personas con discapacidades en el país de México, un 12.1 por ciento, o casi 700,000 de ellas, tienen algún nivel de discapacidad auditiva.

De entre ese grupo particular, el 30 por ciento no sabe leer o escribir, lo cual a su vez afecta su situación económica.

El desafío es grande, dijo el Pastor Dyck, pero es uno que la iglesia desea enfrentar.

 

El nuevo director de Necesidades Especiales en el territorio norte de México, Pastor David Maldonado, dijo que el ministerio en favor de personas con discapacidad auditiva no es nuevo, pero que necesita ser reforzado en todos los niveles de la iglesia para llegar a todos los miembros actuales y también a los no creyentes.

“Deseamos formar conciencia respecto a la necesidad de un sólido Ministerio de Personas Sordas Adventistas en cada iglesia local y grupo pequeño en nuestro territorio”, dijo el Pastor Maldonado. Es de suma importancia identificar a los miembros con esta discapacidad, añadió, así como el nombrar a alguien en cada asociación y misión, para que supervise este ministerio en favor de ellos.

Un intérprete ejerciendo su labor durante la oración.
Un intérprete ejerciendo su labor durante la oración.

Una vez que se pongan en marcha las estrategias clave, se podrá alcanzar a muchas personas en la comunidad con tales necesidades.

“Deseamos hacer disponibles todos los materiales impresos adventistas, los de devoción matinal y otros materiales para uso de este grupo”, dijo el Pastor Maldonado.

 

La Universidad Adventista de Montemorelos ayudará a la iglesia en la región norte de México en la producción de Himnarios Adventistas en lenguaje de señas. “Nuestros delegados disfrutaron al entonar los himnos proyectados en vídeo durante el congreso y fue maravilloso ser testigos de su gozo y alegría”.

 

Todo el programa del sábado de la Universidad de Montemorelos fue transmitido en lenguaje de señas a través del canal local de televisión de la institución. Los dirigentes de la universidad se comprometieron a transmitir de ahora en adelante cada servicio de adoración, en lenguaje de señas.

El congreso hizo que tanto dirigentes como miembros se involucraran y adoraran juntos con personas sordas al tomar parte en un servicio especial de comunión y otras actividades celebradas en conjunto.

El Pastor Maldonado explicó que más de 60 estudiantes universitarios se registraron para aprender el lenguaje de señas con un experto en este lenguaje dentro del plantel.

La iglesia comenzó a producir las lecciones bíblicas La Fe de Jesús en lenguaje de señas a fin de hacerlas disponibles a los miembros de iglesia para que puedan compartirlas. Los dirigentes esperan terminar la preparación de las 20 lecciones bíblicas para el próximo mes de junio, cuando esperan reunir a más de 500 personas con discapacidad auditiva de todo México, con el fin de celebrar el primer evento de esta clase en este país.

“Estamos seriamente interesados en alcanzar a las personas con discapacidad auditiva de todas nuestras ciudades, comunidades y calles, que necesitan escuchar acerca del amor de Jesús”, dijo el Pastor Maldonado.

Escribir comentario

Comentarios: 0