Importante responsabilidad al implementar las decisiones aprobadas por la Iglesia Mundial

El líder de la Iglesia Adventista aborda el proceso de los reglamentos y la  "autoridad soberana" [autoritarismo], en una reciente columna de preguntas y respuestas.

3 de Noviembre de 2016 | Silver Spring, Maryland, United States | Brent Hardinge/ANN | Siegfried Mayr @inunoa

"Los reglamentos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día se deciden a través de un largo proceso que involucra a múltiples comités y concilios, y es la responsabilidad sagrada del presidente de la Asociación General y de todos los líderes de la iglesia seguir, en conformidad con los reglamentos, lo que la iglesia mundial ha decidido," dijo el presidente de la Asociación  General, Ted NC Wilson.

Wilson, citando ampliamente la Constitución, los Estatutos y los Reglamentos de Trabajo de la Asociación General, hizo los comentarios de una respuesta detallada a una pregunta reciente enviada a su columna de Preguntas y Respuestas (www.facebook.com/PastorTedWilson/posts/1125011014221456:0).

Sus comentarios se produjeron después que líderes mundiales de la iglesia en el Concilio Anual 2016, aprobaron medidas para tratar con entidades de la iglesia que no adhieran a las decisiones aprobadas por la iglesia mundial. Las medidas han sido descritas por los líderes de la iglesia, como pastorales y redentoras en su enfoque.

 

Iglesia, Trabajando Juntos

 

Las medidas aprobadas llegaron a la reunión del Concilio Anual como una recomendación por parte de una gran mayoría de dirigentes de Asociación General y administradores de Divisiones, mostrando que muchos altos líderes de la iglesia mundial están fuertemente a favor de que en la iglesia mundial entera, se trabaje juntos.

La votación del 11 de octubre por parte del Concilio Anual, el segundo órgano más importante de la iglesia en cuanto a la toma de decisiones, reconoció la autoridad de las decisiones tomadas por el Congreso de la Asociación General, el órgano de decisión más alto de la iglesia.

"Como presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, estoy obligado con una responsabilidad sagrada, como lo están todos los demás oficiales de cada nivel de las organizaciones a través de toda la iglesia, tal como se indica en los Reglamentos de Trabajo, de seguir lo que la iglesia mundial ha aprobado en el Congreso (ya sea que esté o no de acuerdo)", escribió Wilson en la columna P & R publicada en su página de Facebook y en su blog. "Ir en contra de esta decisión estaría ejerciendo 'autoridad soberana' [autoritarismo]."

Estas cuestiones han llegado a estar en primer plano desde que el último Congreso de la Asociación General, en 2015, rechazó una propuesta que habría permitido a las Divisiones decidir si permitir la ordenación de las mujeres al ministerio pastoral. Algunas de las entidades de la iglesia, sin embargo, han ordenado mujeres, han votado el permitirlo, o tener alguna aberración  [desviación] del reglamento sobre el tema.

Wilson explicó que el Reglamento de Trabajo de la Asociación General no permite que ninguna entidad de la iglesia ordene a las mujeres al ministerio pastoral.

 

"Mientras que la Unión tiene el derecho de aprobar o desaprobar cuáles individuos, recomendados por las Asociaciones locales, ordenar, esa decisión debe hacerse sólo dentro del marco del Reglamento de Trabajo de la iglesia mundial", dijo Wilson. "Además, las Uniones no son responsables de aprobar a hombres para ser ordenados al ministerio evangélico en los niveles de la División o de la Asociación General. Cada una de ésas organizaciones y sus instituciones, a través de las respectivas juntas directivas, están autorizadas para aprobar las ordenaciones. Por lo tanto, las Uniones no son responsables de todos los aspectos de la ordenación."

 

Preguntas sobre la Autoridad

 

En su columna de P & R, Wilson estaba respondiendo a una pregunta de alguien que había sugerido que las Uniones tenían la autoridad final sobre quién ordenar.

"¿Cómo es que cuando ellos ejercen esa autoridad ellos son rebeldes?", escribió el individuo. "¿Ha decidido la Asociación General de que ellos saben mejor? ¿Cómo esto (que absolutamente parece ser un) ejercicio de 'autoridad soberana' [autoritarismo], promueve la unidad? "

La oficina de Wilson dijo que esto repite una serie de preguntas similares que ha recibido en las últimas semanas. Las preguntas sobre si las Uniones tienen la autoridad final sobre quién ordenar, también se han expresado ampliamente en los medios de comunicación social y en otros lugares.

 

Wilson indicó que hay un concepto erróneo acerca de las Uniones y el alcance de sus funciones.

"Cuando se establecieron las Uniones-Asociaciones, se les dio la responsabilidad de trabajar dentro de los Reglamentos delineados por la iglesia mundial, lo que ahora generalmente ocurre por medio de representantes de la iglesia mundial, en ocasión delConcilio Anual y a veces en un Congreso de la Asociación General". "Las Uniones fueron establecidas para hacer la misión más local, ya que la Asociación General no era capaz de cubrir el mundo con un consejo directo para cada situación, pero las Uniones no son una ley para sí mismas".

 

Los Reglamentos son Acuerdos

 

Wilson señaló que todas las entidades de la iglesia están sujetas a los Reglamentos de Trabajo de la Asociación General y enfatizó que los Reglamentos de Trabajo no son equivalentes a la Biblia o los escritos de la cofundadora de la iglesia Elena G. White.

"Las Reglamentos de Trabajo son acuerdos hechos por líderes de la iglesia y miembros laicos de todo el mundo sobre cómo operaremos como una iglesia mundial en el cumplimiento de nuestra misión dada por Dios", dijo. "Los principios fundamentales de los Reglamentos son y deben basarse en la instrucción de la Biblia y el Espíritu de Profecía".

 

Los miembros de la iglesia a menudo se refieren a la obra de White como el Espíritu de Profecía.

Wilson dijo que los Reglamentos de Trabajo no fueron escritos por una persona o un pequeño grupo de personas, y se han desarrollado con el tiempo. Sus artículos han pasado por un proceso cuidadoso y deliberado que involucra a múltiples juntas directivas y concilios, mencionó. 

 

"Autoridad soberana [autoritarismo]"?

 

Wilson proporcionó una larga lista de extractos de la Constitución y Reglamentos de Trabajo de la Iglesia para explicar cómo funciona la Iglesia de manera interrelacionada, y mostrar que los Reglamentos de Trabajo sólo permiten que hombres sean ordenados al ministerio evangélico.

Señaló que este Reglamento --sólo-varones--, fue confirmado por el Congreso de la Asociación General en 1990, mientras que los Congresos de la Asociación General en 1995 y 2015 decidieron que ningún otro nivel de la estructura de la iglesia tenía derecho a determinar quién sería ordenado, distinto de aquél que ha sido indicado en los Reglamentos de Trabajo y confirmado en 1990.

"Respecto a su pregunta de 'autoridad soberana' [autoritarismo] ", Wilson respondió, "¿qué podría ser más una acción de 'autoridad soberana' [autoritarismo] que aquella de ir deliberadamente en contra de lo que ha sido aprobado por la representación mundial de delegados de todo el mundo en un Congreso de la Asociación General? Tres veces este tema ha sido abordado en alguna forma por un Congreso de la Asociación General ".

 

Un Proceso Redentor

 

El 11 de octubre, los delegados del Concilio Anual, aprobaron un documento que establece un proceso redentor de dos fases para llevar a las entidades no conformistas de la iglesia, a la reconciliación y la adhesión con las decisiones y Reglamentos aprobados de la iglesia mundial. La primera fase contempla múltiples consultas conciliatorias a varios niveles de la estructura de la iglesia, cartas pastorales que fomentan el cumplimiento, y mucha oración. Si el asunto sigue sin resolverse, el documento contempla una segunda fase de acción redentora, que la Junta Administrativa de la Asociación General redactará y presentará al Concilio Anual de 2017, para su aprobación e implementación.

 

Después de la votación, Wilson enfatizó que la reconciliación era el objetivo principal del documento. También llamó a la unidad para que la iglesia pueda cumplir mejor su misión de difundir el evangelio, ya que la misión de la iglesia es el propósito primordial de su existencia y es vital en este tiempo del fin antes del regreso de Cristo. (Lea su declaración completa aquí:  http://perspectives.adventist.org/en/news/news/go/2016-10-12/one-lord-one-faith-one-mission/)

 

Él reiteró esos sentimientos en su columna de P & R.

 

"Estemos seguros de reconocer que nuestra unidad final se encuentra en mirar fijamente a Jesús, quien es el Gran Unificador retratado en Su oración de la unidad, de Juan 17", dijo. "El Espíritu Santo nos mantendrá en unidad y concentrados en nuestra proclamación final de los mensajes de los tres ángeles de Apocalipsis 14 y el cuarto ángel de Apocalipsis 18, al unirnos en levantar a Cristo, Su justicia y Su segunda Venida."

Traducción: Siegfried G Mayr

Fuente: https://news.adventist.org/en/all-news/news/go/2016-11-03/importantresponsibility-in-following-voted-worldchurch-actions/

Escribir comentario

Comentarios: 0