Concilio Anual vota continuar el diálogo sobre el proceso de unidad y reconciliación

Documento fue remitido a la Comisión de Supervisión de la Unidad en la Misión

09 de Ocubre de 2017 | Silver Spring, Maryland, United States | Adventist Review Staff/Adventist News Network | Siegfried Mayr @inunoa

Thomas Lemon, uno de los vicepresidentes generales de la Asociación General y presidente de la Comisión de Supervisión de Unidad en la Misión ofrece el trasfondo del documento analizado. Imagen de Mylon Medley/ANN
Thomas Lemon, uno de los vicepresidentes generales de la Asociación General y presidente de la Comisión de Supervisión de Unidad en la Misión ofrece el trasfondo del documento analizado. Imagen de Mylon Medley/ANN

Después de casi seis horas de discusión y debate, la mayoría de los miembros del Junta Directiva de la Asociación General (AG) de los Adventistas del Séptimo Día votaron durante su reunión del Concilio Anual, de enviar un documento titulado Procedimientos para la Reconciliación y  Adhesión al Gobierno de la Iglesia: Fase II,  de vuelta a la Comisión de Supervisión de la Unidad en Misión, para su posterior revisión.

 

"El cuerpo ha hablado", dijo Ted N.C. Wilson, presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. "Se volverá a la comisión. Por la gracia de Dios, encontraremos una manera de traer algo juntos, nuevamente."

 

El alcance del segundo documento

 

El documento esboza la segunda fase de un proceso de reconciliación votado durante el Concilio Anual del año pasado que buscó iniciar procedimientos estándar para mantener la unidad de la iglesia en asuntos que involucren incumplimiento. Las áreas tratadas incluyen las Creencias Fundamentales, acciones votadas o reglamentos de trabajo de la iglesia. La Fase I, aprobada en el Concilio Anual de 2016, trató de proporcionar un enfoque "pastoral" que incluyera diálogo y una mayor comprensión entre los involucrados.

 

La Fase II de dicho documento, enfatiza el compromiso de la Junta Directiva de "preservar el gobierno y la estructura organizacional de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en todos los niveles" en el contexto de "tolerancia piadosa, caridad cristiana y gracia redentora".   Los párrafos introductorios también ponen de relieve el compromiso de la Junta Directiva con "el proceso continuo de paciencia y discusión", que ofrece "tiempo adicional para encontrar soluciones".

"Creo que la iglesia ha estado tolerando", dijo Wilson durante la discusión del día. "Nuestro propósito es redimir. Pero debemos respetar lo que la iglesia mundial vota".

 

Ed Zinke, miembro de la Junta Directiva, estudia la Fase II del documento durante la discusión. Imagen de Mylon Medley/ANN
Ed Zinke, miembro de la Junta Directiva, estudia la Fase II del documento durante la discusión. Imagen de Mylon Medley/ANN

Norma dentro de la Iglesia

 

La Fase II del documento que fue re-enviado a la comisión respectiva, también hace un caso sin disculpas, en cuanto a la necesidad de reglamento de la iglesia, anclando sus raíces en referencias bíblicas, junto con principios enunciados por la cofundadora de la Iglesia, Elena G. de White. "A través de las Escrituras, la organización ha sido una prioridad para el pueblo de Dios", dice el documento. "La organización de la iglesia es también un claro mandato bíblico y una enseñanza bíblica fundamental para el pueblo de Dios del tiempo del fin".

 

Reconociendo al mismo tiempo que "los reglamentos de la Iglesia no son infalibles", el documento explica que los reglamentos ofrecen "el mejor juicio de un grupo representativo de líderes de la Iglesia en un momento dado, sobre cómo las entidades denominacionales existen y trabajan juntas".  El Reglamento de Trabajo de la Asociación General es el resultado de las votaciones tomadas por representantes de todo el mundo durante el Congreso de la Asociación General que sesiona  cada cinco años o durante la reunión anual de la Junta Directiva.


El documento de la Fase II se basa en los reglamentos existentes votados oportunamente, tal como el B 15 05, que reconoce "la voz autorizada" del Reglamento de Trabajo de la Asociación General y el B 15 10, que requiere una adhesión global al Reglamento de Trabajo. El documento reconoce que "las prácticas de incumplimiento pueden ser expresiones muy complejas culturales, étnicas, teológicas, comunicativas y  de valores económicos, creencias y prácticas" y "diferencia las prácticas de no cumplimiento, en tres categorías".

La Categoría 1 trata de las 28 Creencias Fundamentales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. La Categoría 2 trata sobre las acciones votadas por la Junta Directiva de la Asociacion General que están "diseñadas para la implementación global" y que si no se implementan "afectarían negativamente la unidad de la Iglesia". La Categoría 3 involucra "reglamento, iniciativas y prácticas de naturaleza local, no en violación de las acciones votadas en el Congreso de la Asociación General o votadas por la Junta Directiva de la Asociación General y no afectarían la unidad de la Iglesia"

Un miembro de la Junta Directiva habla durante la sesión. Imagen de Mylon Medley/ANN
Un miembro de la Junta Directiva habla durante la sesión. Imagen de Mylon Medley/ANN

Antecedentes del documento

Un informe introductorio fue presentao por Thomas Lemon, vicepresidente general de la AG y presidente de la Comisión de Supervisión de la Unidad en Misión.  Lemon fue encargado de hacer el seguimiento del documento de Unidad en la Misión votado en 2016. "Tomamos el proceso que ustedes votaron el año pasado como un mandato pastoral, una oportunidad para involucrarse con personas de todo el mundo", explicó Lemon.

A lo largo del año, la División Norteamericana (DNA), la División Trans-Europea (DTE), la División Intereuropea (DIE) y la División del Pacífico Sur (DPS) invitaron a reunirse y dialogar. Lemon se reunió con las tres primeras, mientras que debido a problemas de programación le impidieron reunirse con la DPS.

Lemon dijo que aunque hay problemas de cumplimiento, no vio "ninguna señal de rebelión" en sus interacciones con las entidades con las que se relacionaba. "La unidad y el compromiso con el mensaje de la Iglesia Adventista del Séptimo Día es tan fuerte como siempre lo he visto".

Lemon también presentó el documento correspondiente a la Fase II, enfatizando que transitó a través de la Comisión de Supervisión de Unidad en la Misión, luego fue discutido por el Comisión Administrativa de la Asociación General (ADCOM), y finalmente fue referido a los Oficiales de la Asociación General y de Divisiones (GCDO), antes de llegar hoy a la Junta Directiva del Concilio Anual.

Antes de la discusión en la sala, G.T. Ng. Secretario Ejecutivo de la AG, explicó que si bien el documento aborda el asunto de la ordenación de mujeres al ministerio y "fue desencadenado" por el tema, tiene un alcance mucho más amplio y "se trata de gobernanza". Ng recordó a los miembros que "la conciencia personal no está en juicio, pero la gobernanza de la iglesia si lo está".

Juan Prestol-Puesán, tesorero de la iglesia mundial, también ofreció palabras introductorias. Explicó que favorece la ordenación de las mujeres como una convicción personal. "Sin embargo, hay una convicción aún más abrumadora y sustituidora-  que es el permanecer juntos", dijo Prestol-Puesán. "Mi convicción personal necesita estar subordinada a lo que mantiene el cuerpo unido".

Comentarios desde la sala

La discusión del documento propuesto comenzó con Wilson recordando a los miembros de la Junta, del decoro. "Empezaremos nuestra discusión con espíritu de caridad y respeto", explicó Wilson.

El documento de 14 páginas fue leído en voz alta por Hensley Moorooven, secretario asociado de la AG. Los miembros de la Junta y los invitados entonces dirigieron comentarios a la presidencia desde varios micrófonos en el auditorio, según el orden en que escanearon sus credenciales, en un sistema de registro de comentarios.

Los comentarios fueron diversos y variados en sus perspectivas sobre el material del documento propuesto. Tanto líderes de la Iglesia como miembros laicos de la Junta, de alrededor del mundo, hablaron abiertamente y a veces con pasión, a favor o en contra del documento.

Algunos instaron a la Junta a aprobar el documento y a seguir adelante, mientras que otros apoyaron el remitir dicho documento a la Comisión para un mayor refinamiento. Aquellos que apoyaron la remisión plantearon preguntas sobre la constitucionalidad de ciertos segmentos del documento. Otros pidieron un lenguaje perfeccionado en el documento de la Fase II.

 

Una cosa fue clara. A pesar de fuertes convicciones en ambos lados del asunto, nadie sugirió una escisión dentro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. "Quiero darle seguridad a este organismo", dijo Dan Jackson, presidente de la División Norteamericana. "No tenemos absolutamente ninguna intención de dividir la iglesia adventista y comenzar nuestra propia iglesia en América del Norte. No nos separaremos de esta iglesia. Estamos comprometidos con el trabajo de esta iglesia tanto en Norteamérica como alrededor del mundo".

Lowell Cooper, ex vicepresidente de la Asociación General, efectúa comentarios sobre el documento de la Fase II. Imagen de Mylon Medley/ANN
Lowell Cooper, ex vicepresidente de la Asociación General, efectúa comentarios sobre el documento de la Fase II. Imagen de Mylon Medley/ANN

Votos y acciones

El voto mayor del día resultó de una moción para remitir el documento a la Comisión de Constitución y Estatutos de la Asociación General. La moción indicó posibles conflictos entre el documento y las disposiciones dentro de la Constitución y Estatutos de la AG. Posteriormente, se modificó la acción para remitir el documento a la Comisión de Supervisión de la Unidad en Misión, y se decidió por votación secreta, con un resultado de 184 a 114.

Notando que el tema no será discutido por la Junta Directiva hasta el Concilio Anual de 2018, Wilson dijo que "todavía tenemos el desafío de aquellos que no están en cumplimiento/acuerdo. Así que, oren por aquellos de nosotros que necesitamos trabajar en eso. Y traten de fomentar el cumplimiento", instó a los miembros. "Esperamos volver con algo que nos ayude a todos hacia nuestro objetivo de misión".

Lea el documento completo (en inglés), "Procedures for Reconciliation and Adherence in Church Governance: Phase II". 

Traducción: Siegfried G Mayr;   Fuente: https://news.adventist.org/en/all-news/news/go/2017-10-09/annual-council-votes-to-continue-dialogue-on-unity-and-reconciliation-process/

Escribir comentario

Comentarios: 0