Eda Contreras, viuda de Andrés Gutiérrez descansa en el Señor

Eda Contreras y su Esposo el Pr. Andrés Gutiérrez V. (Imágen de Archivo)
Eda Contreras y su Esposo el Pr. Andrés Gutiérrez V. (Imágen de Archivo)

A los 90 años, ha dejado de existir Eda Contreras, esposa de quien fue el Pr. Andrés Gutiérrez Valdés,  hecho ocurrido hoy 25/Sep/2019  a las 15:15 en compañía de sus hijos Mirna y Luis.

 

25 de Septiembre de 2019 | Ñuñoa, Santiago de Chile | @inunoa

Eda Gilda Contreras Piñeda (90) viuda de Andrés Segundo Gutiérrez Valdés y madre de cinco hijos, dos del corazón, Ricardo y Miriam, luego Eda LesliaLuis EstebanMirna Elizabeth (Cel. +56 992330980), a todos ellos extendemos nuestras más sinceras condolencias, incluyendo a todos los miembros de la familia en su extensión.

 

Agradecemos a nuestro amado Dios y Señor Jesús por los años de vida y ministerio que llevó a cabo por apoyo y trabajo en conjunto con su esposo quien fue el Pr. Andrés Gutiérrez V. ambos ya descansan en espera de la bendita esperanza del retorno del Rey de reyes y Señor de señores, nuestro amado Jesús.

 

Nuestra querida Eda (Nenita) nacida en Talcahuano  un día 20 de Noviembre de 1928. posteriormente se traslada la ciudad de Cauquenes. Casada un 20 de febrero de 1957 con el Pr. Andrés Gutiérrez (fallecido un 28-nov-2016) ha dejado de existir hoy 25 de Septiembre de 2019 a las 15:15 hrs. en compañía de sus hijos Mirna y Luis.

 

Agradecemos también a Jackeline quien colaboró activamente en su cuidado durante la enfermedad con afectación pulmonar que le aquejaba.

 

Hoy a las 20:00 horas se efectuó un primer servicio religioso en la Iglesia Adventista de Ñuñoa (Dr. Johow 310, Ñuñoa) dirigido por el Pr. Siegfried Mayr. Mañana Jueves, habrá otro servicio a las 20:00 horas, el cual estará a cargo del Pr. (r) Jorge Lobos.

 

Su funeral se realizará el día viernes, con un servicio religioso a efectuar en el templo a las 11:30 hrs.

 

"Porque el Señor mismo con aclamación, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá de cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.

Por tanto, consolaos unos a otros con estas palabras"( 1 Tesalonicenses 4:16,18 ).

BIOGRAFÍA Y VIDA DE EDA GILDA CONTRERAS PIÑEDA

 

Nació en la  ciudad de Talcahuano, el 20 de Noviembre de 1928.

Hija  de Luis Contreras y Albertina Piñeda, naciendo anticipadamente debido al terremoto de 1928.

 

Se educó en un estricto hogar católico, su Padre era un marino jubilado y su Madre dueña de casa, siendo la segunda de seis hermanos, Luis Omar, Izie Fladys, Emma, Trinidad de las Mercedes  y Laura Candelaria  en la localidad de Chanco, Séptima Región.

 

Perdió a su padre siendo una señorita, y tuvo que asumir el liderazgo de su familia, de su madre y hermanas, como modista,  llegando a tener un taller de costura.

 

Por ese entonces, conoció la iglesia Adventista a través de la Sra. María Muñoz a quien ayudó a formar la iglesia de Cauquénes por esos años. Y a la edad de 22 años junto a su hermana Trinidad (Chery para la familia) de 15 años,  abrazaron la Fe y fueron bautizadas al final del año 1950 por el entonces presidente de la Asociación de Chile Pastor Eliel Almonte (Padre). Ambas tuvieron la más fuerte oposición de su madre, quién tiempo después abrazaría nuestra fe también hasta bajar al descanso en Agosto de 1983.

 

Ella  siempre tuvo una fuerte vocación de servicio al prójimo, llevándose niños que andaban solos en la calle a su casa, donde los bañaba, alimentaba, les proporcionaba vestuario, hasta que aparecían los padres. (no existía el sename en esa época)

 

Fue en la iglesia de  Cauquenes que conoció a su futuro esposo, que estaba misionando con su familia de ese entonces, con su esposa e hijos, y en esa oportunidad, les comento a sus amigas,

 

¿Cómo esa Señora tan linda, se pudo haber casado con ese hombre tan feo?.....y años después… ella estaba casada con el feo…..cuando vio al pastor y padre viudo y con dos hijos…. Sintió un amor profundo por los niños…

 

En esos años el Pastor Eliel Almonte , presidente de la Asociación de Chile, en una reunión de camaradería le pregunto al hermano mayor.. Ricardito, cual de todas estas señoritas te gustaría que fuera tu mama?...y el mirándolas a todas corrió y se abrazó a las piernas de nuestra madre, y a los días ella le dice a el que porque no le pasa los niños que ella los cria?... a lo que el responde…. Porque mejor no los criamos los dos?...tres meses después el 20-Febrero-1957, estaban frente a Dios, comprometiendo sus vidas al Señor y al ministerio por 60 años. Por lo cual el Matrimonio  comenzaría con Andrés y Eda más los hijos Ricardo y Miriam Inés.

 

Ricardo, su hijo mayor le da a sus nietos Nino y Lizet, Y POSTERIORMENTE NINO LE DA SUS 4 BISNIETAS… AMAYA, MILLARAY, VALENTINA Y LA PEQUEÑA EMMA.

 

Miriam le da también dos nietos… Cristian y Donna

 

De este segundo matrimonio nacen Eda Leslia, Luis Esteban y Mirna Elizabeth

 

Eda les da sus nietas LESLIE_ANN Y LAUREN NICHOLE

 

Luis le da sus nietos más pequeños y que estaban siempre con ellos…FRANCO ANDRÉS ESTEBAN Y MAITE SOL CAROLINA….

 

Mirna no le da ningún nieto humano…. Pero si  nietos gatunos…. Sofhi y Millo. Con quienes disfrutó bellos momentos.  Aunque no le gustaban los gatos…

 

La Familia se completa con los esposos de sus Hijas: Hugo Riffel, Eduardo Escudero y las esposas de sus hijos… Paulina y Francia Carolina….a quién desde el primer día que la conoció…le llamo Carolita al igual que nuestro padre…

 

Ella siempre apoyo a su esposo y junto a  su familia trabajaron en diversas ciudades de Chile, donde construyeron templos y escuelas… teniendo siempre una fructífera labor en las iglesias.

 

Entre los lugares en los que desempeñó su ministerio están: Quirao, Chillan, Valdivia, Temuco, Isla de Chiloé (actualmente Asociación Sur Austral), Santiago, Coquimbo/ La Serena, San Felipe / Los Andes, Linares, Talca, Constitución, Cauquenes, Parral (lo que es la Misión Central de Chile actualmente), para retornar a Santiago nuevamente, porque había una iglesia que había que enderezar….

 

El ministerio que realizaron como matrimonio  ha dejado huellas profundas en la vida de sus feligreses.

 

Actualmente, disfrutaba de las bendiciones de Dios en su hogar junto a su  hija, y todos los fines de semana y feriado de su hijo Luis, su Nuera Francia Carolina y sus nietos Franco y Maite, y de las visitas de sus otros hijos y nietos que viven en el extranjero.

 

Como familia agradecemos el ejemplo de vida de nuestra madre,  esposa, hermana tía, abuela, bisabuela, suegra y esposa pastor, jugando todos los roles que ella pueda ejercer que sin duda se constituye en un legado para las generaciones futuras.

 

Legado de Eda a esposas de pastores

 

Eda, Nenita, como cariñosamente le llamábamos, amaba a Dios con fervor y con todo el corazón. Permaneció en la Palabra de Dios y siempre estuvo cerca de él. Era tremendamente comprometida con la oración. Su corazón estaba y era fortalecido cada día por el crecimiento espiritual. Fue llena de bendiciones y de las bondades de Dios y las esparció a su familia y las derramó también a muchos.

Indagaba las necesidades de las personas. Muchas veces me reí con ella por las estrategias que empleaba para rescatar valiosa información que usaba para ir en ayuda del necesitado.

 

Su andar y hablar pausado, su risa fácil y su alegría contagiaban a las esposas de pastor más jóvenes y nos entreteníamos escuchando sus divertidas anécdotas.

 

Muchas veces, al término del día, se sentía cansada físicamente, pero nunca se quejó de haber caminado muchas cuadras cargando un paquete de alimentos para una familia necesitada.

 

Una mujer de Dios, sencilla, cariñosa, amable, alegre, buena consejera y con sus brazos siempre extendidos para acoger a otros.

Ella edificó un hogar, no tan solo para su familia, sino para muchos, que por alguna circunstancia necesitaron un techo y comida por algunos días.

 

Nenita, nos dejó un legado que podría resumirse así: “Vivamos para amar a Dios, amar y conducir a la familia por los caminos espirituales y tender la mano con generosidad al que necesita ayuda”.

 

Nenita, fue la mujer virtuosa y de excelencia que Dios planeó.

 

Eda nos dejo una huella muy alta como esposa de Pastor y como madre. Directa, amorosa, tierna  y  enérgica, haciendo que los centavos se convirtieran en pesos y siempre procurando abrigo y alimento a quien lo necesitara… La Mesa del Te club, como le decían a la mesa de nuestro hogar, siempre llena.

 

Ella era tantas cosas que nombrarlas sería demasiado largo, una esposa fiel, y maravillosa, una madre excepcional, una abuela consentidora y cariñosa con sus nietos, una hija hasta último minuto preocupada de su madre, una hermana protectora, amiga consejera una cristiana de tomo y lomo… tratando a todos por igual.

 

Esta última semana le dijo a Luchito que se iba a encontrar con el papá.

 

"Luchito contesta…. Mamá Ud. sabe que los muertos nada saben…. Y ella lo mira con ternura  y le dice….. cuando me muera para mi pasara un segundo y veré a su papá en la resurrección …….y a ustedes le faltan años todavía."

 

Sus hijos nietos, bisnietos, nueras y yernos,  agradecen a Dios el haber tenido la oportunidad de compartir sus vidas….como madre, guía y amiga fiel…

 

Y como familia queremos agradecer a todos quienes la amaron, en especial a Jacqueline Ramírez, que ella sabe muy bien que la mamá la amaba profundamente…siempre la hacía reír con sus repuestas, por su sentido de amor demasiado especial….

 

De seguro que la mamá nos volverá a abrazar prontamente  cuando Cristo vuelva a buscarnos. Y no solo a su familia,  sino a todos los que compartieron su vida con ella…Dejando una huella de amor, de Fe, espíritu y sacrificio.

 

Con cariño la Familia.

Escribir comentario

Comentarios: 0