Presidente de la Iglesia Adventista pide a los teólogos que sean fieles y participen activamente

Ted Wilson, presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, presenta el sermón del sábado en la IV Conferencia Bíblica Internacional. Fotografía de Adventist Review/Adventist World
Ted Wilson, presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, presenta el sermón del sábado en la IV Conferencia Bíblica Internacional. Fotografía de Adventist Review/Adventist World

En todas partes, los eventos mundiales que nos rodean señalan el pronto regreso de Cristo, dijo Ted Wilson, presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, el 16 de junio de 2018.

 

19 de junio de 2018 | Roma, Italia |Marcos Paseggi, Adventist Review | @inunoa

 

Es tiempo de que cada miembro se involucre y haga algo para esparcir la noticia. Esas palabras fueron la esencia del mensaje del presidente al dirigirse a más de 360 investigadores, profesores y líderes adventistas de diversas partes del mundo que se han dado cita en Roma, Italia, para la IV Conferencia Bíblica Internacional del 11 al 21 de junio.

 

Sobre la base de Mateo 24:36–39, donde Jesús enseñó que justo antes de su segunda venida el mundo será como “los días de Noé” antes del diluvio, Wilson dijo que existen amplias evidencias de que la situación actual del mundo está transformando esas palabras en una realidad.

 

“El mundo se está literalmente cayendo a pedazos”, dijo. “Los políticos ya no pueden solucionar los problemas. Las normas sociales y culturales del pasado […] están desapareciendo rápidamente”.

Ted Wilson, presidente de la Iglesia Adventista, presenta el sermón del sábado en la Cuarta Conferencia Bíblica Internacional. Fotografía de Adventist Review/Adventist World
Ted Wilson, presidente de la Iglesia Adventista, presenta el sermón del sábado en la Cuarta Conferencia Bíblica Internacional. Fotografía de Adventist Review/Adventist World

Wilson, que dijo que el encuentro en Roma es hasta cierto punto “irónico”, también recordó a los asistentes que “el panorama ecuménico está cambiando todos los días para reflejar el cumplimiento de Apocalipsis 13”, que anticipa el alzamiento de un poder político y religioso que se opone a Dios.

¿Y qué decir de la economía?, preguntó. “Aunque el mercado de valores sigue subiendo artificialmente, no nos engañemos. Lo que sube puede bajar fácilmente”.

 

Llamados a ser fieles

 

En estos “días de Noé”, explicó Wilson, los adventistas hemos sido llamados a ensalzar a Cristo y su justicia. Es un llamado que, según él, incluye ir a los grandes centros urbanos y hacer que todos los miembros se involucren en la misión.

Usando la bien conocida metáfora bíblica del atalaya, el presidente hizo un llamado a los investigadores, profesores de teología, profesores de Biblia y líderes espirituales para que “den a la trompeta un sonido certero”, es decir, que sean claros y no tengan vergüenza de la narrativa bíblica basada en la verdad de la Biblia. “No olvidemos lo que los pioneros estudiaron, creyeron y predicaron”, dijo Wilson.

El presidente dirigió a su audiencia a Génesis 6:8, donde se dice que Noé “halló gracia en los ojos de Jehová”, y llamó a los presentes a evaluar sus esfuerzos de conformidad con ese estándar. Preguntó: “¿Está [Dios] complacido con lo que estamos haciendo como académicos, teólogos, administradores e investigadores bíblicos? ¿Nos halla fieles así como lo fue Noé?”

Varios presidentes de las divisiones asistieron a la IV Conferencia Bíblica Internacional y participaron en el culto de adoración el sábado por la mañana. Fotografía de Adventist Review/Adventist World
Varios presidentes de las divisiones asistieron a la IV Conferencia Bíblica Internacional y participaron en el culto de adoración el sábado por la mañana. Fotografía de Adventist Review/Adventist World

Wilson llamó entonces a los asistentes a que sigan fieles como Noé en la proclamación de los eventos del tiempo del fin, basados en la gracia de Cristo, que lo conecta todo. “Esa misma gracia celestial que salvó a Noé […] nos salvará a nosotros”, dijo. “Es por ello que el evangelio y la escatología [los eventos del tiempo del fin] están tan íntimamente vinculados”.

 

Llamados a involucrarse

 

Usando de ejemplo reuniones recientes de evangelización en Japón, donde predicó, Wilson enfatizó que cada miembro debería involucrarse para hacer algo para proclamar que Cristo viene pronto. Hacer nuestra parte, les recordó a los asistentes, da nueva energía a los que comparten las buenas nuevas. “Cada vez que predico […] me siento revivido y reformado por la Palabra”, compartió. “La predicación […] revolucionará su enseñanza, salón de clases, estudiantes, sus vidas y su compromiso personal”.

Esto no significa dedicarse a proclamar el mensaje porque sí, dijo Wilson. El presidente renovó su llamado a los investigadores, profesores y líderes para que sigan fieles en sus propias vidas a la comprensión y el desarrollo doctrinal que alcanzaron los pioneros adventistas.

Los asistentes a la IV Conferencia Bíblica Internacional oran juntos el sábado por la mañana. Fotografía de Adventist Review/Adventist World
Los asistentes a la IV Conferencia Bíblica Internacional oran juntos el sábado por la mañana. Fotografía de Adventist Review/Adventist World

“Esos pioneros adventistas clamaron al Señor en oración mientras estudiaban con ahínco las profecías y las profundas verdades bíblicas que han llegado a ser nuestras creencias fundamentales […]. No nos apartemos de esas creencias”, dijo. “No nos creamos más inteligentes que esos sinceros y dedicados pioneros”.

Es en relación con esa lealtad a la Palabra de Dios, dijo Wilson, que tenemos que seguir adelante y trabajar con mayor decisión para compartir el mensaje de la pronta segunda venida de Cristo. “La gente anhela escuchar de la esperanza en la segunda venida de Cristo. Predíquenla. Enséñenla. Proclámenla. Vívanla”, expresó.

Escribir comentario

Comentarios: 0