Continúa sesionando la Comisión de Supervisión de la Unidad

La comisión es parte del proceso “Unidad en Misión: Procedimientos para la reconciliación eclesiástica”

15 de mayo de 2018 | Silver Spring, Maryland, Estados Unidos | Comisión de Supervisión de la Unidad | @inunoa

Después de varios meses de diálogo y de reunir datos, la Comisión de Supervisión de la Unidad de la Iglesia Adventista ha comenzado a delinear elementos de un proceso de conformidad que será considerado por los líderes de la iglesia dentro de unos meses. La comisión, que se reunió el 14 de mayo en la sede de la iglesia en Silver Spring, Maryland, tuvo momentos positivos y productivos juntos, y está avanzando hacia un consenso sobre los elementos básicos del documento que irá al Concilio Anual en octubre, dijo Mike Ryan, quien preside el grupo.

 

La comisión es parte del proceso “Unidad en Misión: Procedimientos para la reconciliación eclesiástica” que votó la Junta Directiva de la Asociación General de la Asociación General durante el Concilio Anual 2016.

 

Durante la reunión del 14 de mayo, la comisión analizó los primeros pasos para delinear el bosquejo de un documento que será llevado al Concilio Anual 2018 que se llevará a cabo en octubre, según Ryan.

 

“Se está creando consenso alrededor de unos pocos puntos que se incluirán en el bosquejo”, dijo Ryan, “aunque eso aún está en proceso”. También señaló que “los diálogos con las divisiones y diversas uniones del mundo han sido muy útiles y han guiado el borrador de la comisión de redacción”.

 

Para fines de este mes, los miembros de la comisión habrán completado reuniones con los líderes de doce de las catorce entidades de la iglesia mundial (trece divisiones y una unión adjunta), según Hensley Moorooven, secretario de la Comisión de Supervisión de la Unidad.

 

“Han sido diálogos muy cordiales y honestos”, dijo Moorooven.

 

Se han programado encuentros con las dos entidades restantes para las próximas semanas y, según Moorooven, la labor de la comisión usará los aportes recibidos, lo que indica que se tomarán en cuenta sus aportes antes de finalizar el documento.

 

Según Ryan, algunos de los elementos incluidos en el documento serán:

 

  • el reconocimiento de que la iglesia opera sobre la base de la confianza, y que el nivel administrativo más cercano a la cuestión que carezca de conformidad será el responsable y en quién se confiará para alcanzar conformidad.
  • el siguiente nivel administrativo más alto tendrá la responsabilidad de supervisar, y se espera que los administradores creen una atmósfera en la que puedan lograrse la conformidad y la unidad.
  • al tratar la falta de conformidad, se pide a los administradores que continúen usando el buen juicio, la madurez y la discreción.
  • los reglamentos y orientaciones existentes de la Asociación General están disponibles como herramientas para los administradores que enfrentan cuestiones de falta de conformidad.
  • una lista de las consecuencias ante la falta de conformidad.
  • un proceso de apelación.

Ryan enfatizó que el documento aún está en su etapa de borrador y que “entre ahora y agosto estaremos en el proceso de desarrollo”.

 

El documento será dado a conocer en su totalidad una vez que sea analizado y votado por la Comisión Administrativa de la Asociación General (ADCOM). De allí es enviado a la Comisión de Directivos de las Divisiones y de la Asociación General (GCDO), antes de pasar a la Junta Directiva de la Asociación General en el Concilio Anual de octubre.

 

Traducción de Marcos Paseggi

Escribir comentario

Comentarios: 0